¿Qué son las metodologías ágiles?

¿Qué son las metodologías ágiles?

Las metodologías ágiles son un conjunto de maneras de gestionar proyectos con rapidez y minimizando los riesgos, que se pueden resumir en no cumplir los plazos de entrega, y en el coste por aumentar las horas y el equipo disponible a responder a los cambios en los proyectos.

Surgieron desde varias disciplinas como Lean Manufacturing, Sig Sigma, y sus derivados, pero el giro fundamental se dio con el manifiesto Ágil, publicado en 2001 por expertos en desarrollo de software. Se trata de construir proyectos de forma ágil, para ser más efectivos y también más felices desarrollándolos.

4 grandes principios de la metodología Ágil:

  1. Situar a las personas por delante de procesos y herramientas, cuidando al equipo de trabajo y clarificando roles y funciones.
  2. Dar más valor al producto acabado (software) que a una documentación descriptiva de requerimientos funcionales. Esto permite aprender constantemente.
  3. Potenciar la colaboración con el cliente y maximizar la interlocución con ellos. El cliente recibe muestras del trabajo con frecuencia para aportar su opinión y feedback.
  4. Apertura a responder a cambios en las expectativas de los clientes antes que a cumplir los planes de proyectos establecidos. Reaccionar rápido es una ventaja competitiva que ayuda a mantener la mejora continua. El cambio es la manera natural de estar, no la excepción.

Estos principios han ido dando lugar a métodos como Scrum, Lean software development o Kanban, y se han consolidado en platformas como Github o Kubernettes para los diseñadores de software, o en otras como Asana o Trello para los gestores/as  de proyectos.

metodologias-agiles

VersionOne 2016.

Principales métodos de metodologías ágiles

Scrum

Scrum es un marco de trabajo que permite implantar los proyectos de innovación o de transformación digital de forma ágil. Un ejemplo en la práctica de Scrum es la empresa Girbau, quien cada mañana convoca a los ingenieros a una reunión de 10 minutos sin sillas, para actualizar el plan del día y seguir avanzando.

Scrum contiene una serie de rituales, y de roles que permiten una iteración rápida, que duran un máximo de 4 semanas.

Como roles en Scrum existe el Product Owner, o responsable del proyecto que tiene la interlocución directa con el cliente, sea interno o externo. Scrum Master, quien dirige el equipo scrum en cada sprint o esfuerzo. Los sprints son como latidos o esfuerzos compartidos por el equipo en un aspecto del proyecto a implantar.

Los primeros en utilizar este nombre fueron Hirotaka Takeduchi e Ikujiro Nonaka en 1986. Hoy en día, Srcum es el método ágil más utilizado y preferido por empresas y todo tipo de organizaciones.

El equipo Scrum es capaz de predecir y estimar los tiempos del proyecto, como sucede en la pime Taaf.

Los rituales Scrum son el sprint planning meeting, o reunion de planificación inicial donde se planifica el trabajo conjuntamente.

La reunión diaria o scrum daily meeting, que siempre se realiza sin sillas, para no alargar el tiempo más allá de 10 minutos.

La revisión de scrum o sprint review, que permite repasar el esfuerzo realizado y seguir aprendiendo.

La reunión de retrospectiva cuando el trabajo se ha entregado, o retrospective meeting, que ayuda a analizar cómo se ha trabajo.

La metodología Srum es la principal de las Metodologías ágiles de gestión de proyectos.

Kanban

Kanban es un método ágil derivado de Lean, y es una palabra japonesa que significa señal o tarjeta. Es muy conocido el tablero Kanban, que es un tablero lleno de postits con el trabajo previsto, el que se está realizando y el que se ha realizado ya, y se utiliza en Scrum para guiar al equipo en la realización del sprint.

Antes de aplicar este método, recomendamos analizar previamente los procesos de la organización, pero no cambiarlos, sino ir tomando consciencia de las posibilidades de mejora que pueden suponer.

Para aplicarlo hay que definir el mapa de flujo del trabajo actual.

Crear el tablero en el que describimos el trabajo según sus fases de entrega y medir el tiempo admitido para cada fase así como el empleado por cada ítem del proyecto.

Es muy utilizado para empresas de desarrollo de software, o para la organización de un departamento o para mejorar procesos de producción industrial. Permitirá eliminar cuellos de botella  y aportar una gran transparencia a la forma de trabajar.

Lean Startup

El método transmitido por Eric de Ries de su mentor, es un método que ha dado lugar a muchas empresas startup que comienzan sin disponer de datos sobre el mercado o los clientes, pero con una hipótesis para solucionar un problema real que puede dar lugar a la creación de un producto o servicio nuevos.

Se basa en tres principios: Construir- medir- aprender. La mejor manera de reducir la incertidumbre sobre algo desconocido es realizar un pequeño experimento, a bajo coste y observar cómo reaccionan ante esta solución los potenciales usuarios. Se trata de crear un MVP, o una PoC. Un producto mínimo viable que nos dará lugar a una prueba de concepto.

De esta forma Lean Startup proponer normalizar el error: se trata de aprender a equivocarse rápido y barato, para obtener algo muy valioso: aprendizajes competitivos que nos permitan diseñar nuestros productos y servicios de la mejor manera, y disponiendo de la información más fiable: la respuesta de nuestro mercado objetivo.

Se sostiene en estas tres etapas, y en la realización de muchos experimentos medibles, que documentaremos a través de nuestras hojas Kanban y nuestras tarjetas de learning o aprendizajes.

Estos aprendizajes se han de traducir en acciones que permitan acercar el producto o servicio que estamos diseñando a nuestros clientes, y pivotarlos, o renunciar a parte del diseño para mantener la esencia fundamental.

Podemos realizar varios tipos de pivotes:

  • Zoom in, potenciando una característica sobre otras.
  • Zoom out, alejándonos del principio, como el caso de Optimio.io.
  • Cambio de segmento de consumidor, o cambio de necesidad del consumidor.
  • Cambio del canal, pasando a vender el producto por otras vías diferentes.

 

En definitiva, los métodos ágiles nos guían para implementar con éxito los proyectos de innovación y transformación digital. Para aprender a utilizarlos, es mejor comenzar por pequeños retos e irnos familiarizando con sus bondades. Una vez lo consigamos, lograremos llevar a cabo nuestros proyectos de innovación con éxito, os lo garantizo.

 

Cerrar menú