Teletrabajo: Así ha cambiado nuestra mentalidad digital

Teletrabajo: Así ha cambiado nuestra mentalidad digital

Antes de la covid-19, solo hace unos meses, trabajar desde casa sonaba a poco profesional, e incluso poco productivo. No obstante, el confinamiento durante la covid-19 nos ha cambiado el punto de vista sobre el teletrabajo.

Durante la pandemia, todas las empresas que no estaban catalogadas como “servicios esenciales de cara al público”, y todos sus cargos, desde el operador a la primera directiva, en el 90% de los países del mundo, se encontraban trabajando desde casa.

El teletrabajo era ya una tendencia en alza, como muestra este gráfico de 2019, que se ha acelerado durante la pandemia:

El cambio a la adopción masiva y mundial del teletrabajo ha sido radical y repentino. En esta circunstancia: conectarse en red, compartir documentos, para conseguir objetivos se han tenido que hacer de forma digital, a distancia, y para la gran mayoría sin la mentalidad digital ni habilidades y herramientas digitales necesarias.

Un claro indicador del aumento de actividad virtual en los equipos de trabajo lo podemos ver en dos de las  tecnologías disponibles para el teletrabajo virtual, Microsoft Teams (que permite reuniones virtuales y seguimiento de proyectos ágiles), el aumento de minutos de reunión virtuales ha sido de un 200% en marzo 2020 respecto a marzo 2019. O en otras, como Zoom, que ha pasado de 10 millones de participantes en reuniones diarias a 300 millones, solo en abril 2020.

Estamos más conectados y más digitalizados, aunque esto no quiere decir que estemos igual de predispuestos o de felices con la tecnología y el teletrabajo.

¿Cómo se ha vivido la experiencia del teletrabajo?

Desde Peoplecentric hemos realizado un estudio cualitativo para conocer la experiencia de usuario en el teletrabajo durante la covid-19 en España. Nuestras conclusiones son, que la adopción de tecnologías para teletrabajar y la satisfacción en la experiencia del usuario, no depende de variables como la edad, ni del género, ni de la ubicación geográfica, ni de los recursos económicos, sino de circunstancias más “humanas”,  más relacionadas con la distribución del trabajo en los equipos, el grado de soporte tanto de los jefes hacia los empleados como de las familias hacia el teletrabajador o teletrabajadora, y la tipología de las familias.

Hemos encuestado a un grupo de 100 personas, muy  diverso, con edades entre 30 y 55 años, con empleos en empresa privada, AAPP y empresarios individuales, para preguntarles sobre sus experiencias acerca del teletrabajo durante la covid-19, en las Comunidades de Catalunya, Valencia, Baleares, Madrid y Galicia.

Clasificación de mentalidades digitales hacia el teletrabajo, según Peoplecentric.

Hemos clasificado nuestros hallazgos en 4 arquetipos de experiencias de usuario con cuatro mentalidades digitales hacia el teletrabajo, el uso de la tecnología y la digitalización durante el confinamiento por covid-19:

virtual for good teletrabajo

VfG o Virtual for Good

Su experiencia de teletrabajo ha sido muy positiva, incluso recomiendan repetir 1 mes de confinamiento anual para todo el planeta.  Han ampliado su rango de experiencia en el uso de nuevas tecnologías para más ámbitos de su trabajo que anteriormente, obteniendo amplios beneficios.

Valoran la experiencia del teletrabajo y los puestos de trabajo virtuales especialmente porque les ha permitido crecer, seguir aprendiendo, encontrar más espacio a la creatividad y desarrollarse, dejando espacio para otros campos de su vida.  Aprovechan la tecnología para difundir sus creaciones y podrían liderar equipos virtuales, al mismo tiempo que continuar teletrabajando más allá del covid19.

pluri tech teletrabajo

Pluri… Tech

Durante la covid19 han adoptado más rápidamente la tecnología colaborativa y de aplicaciones de videollamada para el teletrabajo, siempre bajo una gran presión de tiempo y de estrés. Su experiencia de uso no ha sido positiva, porque queda asociada a factores de estrés que tienen que ver con su dificultad para conciliar vida y trabajo.

Si pudieran, no repetirían la experiencia del teletrabajo. Tampoco conceden a la tecnología un valor positivo, ya que la asocian al estrés. Están agotados. Para ellos, a pesar del ahorro de tiempos, el teletrabajo ha supuesto una mayor carga de trabajo con la anterior etapa y una cierta monotonía. “Todos los días parecían el mismo”.  Necesitan apoyo y cuidado.

super techy teletrabajo

Super Techy

Los supertechy son los alto rendimientos del teletrabajo, y han duplicado las horas de su jornada laboral durante el confinamiento covid19 y han cargado con más trabajo que durante el mismo periodo de tiempo en otros momentos.

 Su rápida adopción de la tecnología ha significado una mayor carga de trabajo para ellos en los equipos, ya que han cubierto los “gaps” que otros compañeros menos digitales dejaban.

Se mantienen abiertos a la tecnología y la siguen usando para otras áreas de su vida, como el  ocio o la restauración, y aunque son muy resolutivos, no le aportan un valor ni positivo ni negativo. Pero son mucho más exigentes con sus jefes ya que buscan o compensación extra o un mejor liderazgo hacia ellos.

nostalgics teletrabajo

Los Nostalgics

Han presentado más barreras (e incluso un cierto rechazo), en la adopción de tecnologías básicas de videollamadas y documentos colaborativos para digitalizar el teletrabajo, por añorar los tiempos de las reuniones presenciales, donde todo el equipo se juntaba para compartir desayuno, además de trabajar. Su rendimiento ha sido menor en entornos de trabajo virtual.

No obstante, los nostalgics son los más activos en redes sociales y en chats de whatsapp y redes sociales para seguir buscando contacto humano fuera del trabajo. Usan las tecnologías de reuniones virtuales para encontrarse con los amigos fuera del trabajo. Necesitan espacios de encuentro virtuales con su equipo de trabajo para familiarizarse con la tecnología.

Si te interesa que tu empresa participe en esta encuesta gratuitamente, déjanos tus datos en este formulario y te presentaremos nuestra recomendación a medida y los resultados en tiempo récord y sin coste para ti.

Cuando se trata de convertir un lugar de trabajo físico en un lugar de trabajo virtual, en tratar de gestionar equipos virtuales en remoto, y en seguir digitalizando la innovación, es importante tener en cuenta las barreras y condicionantes que aporta el factor humano, junto con la experiencia de usuario.

Para que tu empresa, ya sea pequeña o grande, pueda conseguir involucrar a los empleados y aumentar o mantener la productividad, desde PeopleCentric recomendamos un acercamiento a medida de la situación.

¡Ponte en contacto con nosotros para conseguirlo!

Cerrar menú